Frase célebre
Cuando un pueblo ya no lee a sus escritores, los festeja.
Alec Guinnes