Refrán tinerfeño
Cuando riñen los amos, mal augurio para los criados.

Imagen para compartir

Cuando riñen los amos, mal augurio para los criados.