Refrán tinerfeño
El que se alegra del mal del vecino, el suyo le viene del camino.

Imagen para compartir

El que se alegra del mal del vecino, el suyo le viene del camino.