Refrán vizcaíno
El vizcaíno severo con dureza nunca oída, prefiere siempre a su vida la defensa de su fuero. Es amigo verdadero. Es un mercader honrado. Es marinero arrestado, y es capaz con entereza, sin cansarse la cabeza, escribir más que el letrado.

Imagen para compartir

El vizcaíno severo con dureza nunca oída, prefiere siempre a su vida la defensa de su fuero. Es amigo verdadero. Es un mercader honrado. Es marinero arrestado, y es capaz con entereza, sin cansarse la cabeza, escribir más que el letrado.