Refrán tinerfeño
En casa del hortelano, siempre es más gordo el marrano.

Imagen para compartir

En casa del hortelano, siempre es más gordo el marrano.