Refrán
A quien Dios quiere bien, la perra le pare lechones
¿Qué significa este refrán?
Se aplica, en sentido figurado, a quien tiene buena suerte, a quien consigue beneficios sin mérito suyo, sin necesidad de hacer algo.
Este refrán está actualmente en desuso.
Idea clave del refrán
Fortuna
Observaciones
A quien Dios quiere bien, la casa le sabe (El Quijote II 43). Lisboa, la capital, y Santarem son dos ciudades muy próximas.
Imagen para compartir
A quien Dios quiere bien, la perra le pare lechones