Refrán
¿Adónde irá el buey que no are?
¿Qué significa este refrán?
Tomando como referente el buey, animal cuya ocupación principal era la de ser animal de tiro, en especial, en las labores de labranza, esta paremia afirma que, en cualquier ocupación, hay trabajos y dificultades que soportar, de modo que no cabe eludirlos cambiando de oficio o de lugar. Se aplica también a quien se ve obligado a trabajar adonde quiera que vaya o a quien en vano huye en este mundo de problemas porque los encuentra en cualquier parte. En esta línea, se encuentra el sentido de la adivinanza, cuya respuesta es - A la carnicería o al matadero, y que encierra la reflexión amarga de que sólo le espera la muerte a quien ya no puede trabajar.
Este refrán está actualmente en desuso.
Ideas clave del refrán
DesgraciaEsfuerzoLaboriosidadVejez
Observaciones
¿Adónde irá el buey que no are? (La Celestina IV 154; Valdés 13). El buey, considerado en algunas zonas animal útil para el trabajo del campo, no puede esperar otra suerte. Véase el trabajo de José Manuel Pedrosa «¿Dónde irá el buey que no are? De Santillana y La Celestina a la tradición oral de España, Portugal e Hispanoamérica (intertextualidad, intergenerismo y multiculturalismo de un refrán», Paremia, 10: 41-47.
Imagen para compartir
¿Adónde irá el buey que no are?