Refrán
Borracho, no tiene cura
¿Qué significa este refrán?
La afición al vino es difícil de perder y muy inconveniente para la salud, el bolsillo, el trabajo y la vida familiar. Muestra escepticismo ante la posibilidad de recuperación, y sirve de advertencia a la mujer para que no tome marido con tan perniciosa costumbre. En sentido general, alude a la gran dificultad que supone dejar los malos hábitos.
Este refrán está actualmente en desuso.
Idea clave del refrán
Costumbre
Imagen para compartir
Borracho, no tiene cura