Refrán tinerfeño
Quién promete amor eterno, es porque desconoce los cuernos.

Imagen para compartir

Quién promete amor eterno, es porque desconoce los cuernos.