Refrán
Salí de mi casa y me avergoncé, volví a la mía y me remedié

¿Qué significa este refrán?

Cuando necesitamos algo, a veces vamos a pedírselo a otra persona, pero, si resulta que ésta tampoco tiene, no queda otra opción que volver a casa y pasar sin ello. Recomienda, pues, resignación cuando no conseguimos algo.

Este refrán está actualmente en desuso. Esta expresión ha sido leída al menos por 30 personas.

Idea clave del refrán

Resignación

Imagen para compartir

Salí de mi casa y me avergoncé, volví a la mía y me remedié